Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Project MA [Normal]
Jue Mar 21, 2013 7:20 pm por Invitado

» Reino Magi {Normal}
Dom Mar 17, 2013 12:13 pm por Invitado

» TOXIC ACADEMY
Sáb Mar 16, 2013 11:10 pm por Invitado

» Toten Welt {Afiliación Normal}
Miér Ene 30, 2013 5:01 pm por Invitado

» Hetalia histórico [Afiliacion normal]
Lun Ene 28, 2013 10:42 pm por Invitado

» (El original)"Anime Internado NewBlood" ~Internado Escolar~
Sáb Ene 19, 2013 8:06 pm por Invitado

» "Internado Sacred Blood" ¤ Afiliacion Elite o Normal ¤ [Recien abierto ]
Sáb Ene 12, 2013 8:14 pm por Invitado

» Instituto Takemori {Cambio de botón}
Sáb Ene 12, 2013 10:08 am por Invitado

» Deneb project rol [Élite]
Vie Ene 04, 2013 4:08 pm por Invitado

NEW YORK - 2030.

Pokémon World Pokémon Ámbar DB WORLD Sherlock BBC Rapidus Terra Fuck Off Etherion Chronicles of Doomsday Endless Road Academy Dark Wind Black Love ES ES Inert Love
The Top 100 Dangerous Sites Sakurai Club Top List ROLTop4Us Sekai Anime Top List Kuroi Bara Top List

Numinex L'Evorachia. }

Ir abajo

Numinex L'Evorachia. }

Mensaje por Numinex L'Evorachia el Lun Mayo 21, 2012 5:13 pm

Nombre Completo: Numinex L’Evorachia
Edad aparente/real: Sufrió un letargo de cerca de 200 años. Despertó hace aprox. 30 años. Aparenta 20.
Sexo: Femenino.
Sexualidad: Heterosexual.
Raza: Hibrido Demonio/Metamorfo. (Explicación en la historia)
Nacionalidad: Italiana.
Empleo/Ocupación: Hace cualquier trabajo que le encarguen a cambio de un poco de dinero o un techo bajo el que dormir. Se especializa en asesinatos a sueldo.

Descripción Física: Es demasiado atractiva como para echarse a perder como lo hace. Uno de sus rasgos más destacables es su cabellera de un blanco resplandeciente, normalmente despeinada, de longitud media que se detiene sobre sus hombros y que normalmente lleva suelta y a su aire. Su longitud apenas le permite adornarlo con alguna cinta, aunque siempre recoge una porción más larga de él en dos trenzas que caen lacias a ambos lados de su cabeza y se pierden hasta la altura de su pecho.

En contraste con eso está su piel, marmórea y de un blanco níveo que transmite frío nada más verlo. No es un blanco enfermizo, sino bello, casi porceláneo. No tiene más impurezas en ella –véase lunares o marcas- que una gran cicatriz en forma de X que cubre su pecho. Su rostro es una aglomeración de rasgos finos y femeninos, casi inocentes, que pueden dar una primera impresión sobre ella totalmente errónea. Labios finos, rosados, boca pequeña. Nariz puntiaguda y fina, rostro puntiagudo y pómulos marcados. Son sus dos grandes ojos y sus orbes rojos como la sangre lo que incitan a cualquiera que los ve a correr lejos, unos ojos que arrastran la venganza, el rencor y la sed de sangre.

Cuerpo fino y estilizado. Tiene unas curvas bien pronunciadas, que no exageradas. Caderas anchas y cintura estrecha. Pechos firmes y apetitosos, y largas, largas piernas que le facilitan el correr. Sus manos son especialmente pequeñas y más de uno le ha dicho que tiene dedos de “pianista”.

Spoiler:

Descripción Psicológica:
Solitaria y antisocial. Puede que haya sido culpa de la forma de vida que le ha tocado, pero si puede evitar estar en compañía de cualquier persona, lo hará. No es de las que se emocionen compartiendo viejas anécdotas con el primero que se encuentra pero tampoco es de las que huyen de la vida humana, no, no llega a tales extremos. Tan sólo adora el silencio, la tranquilidad. Tiene un concepto muy profundo de lo que es el espacio vital y lo protegerá con todo lo que tenga. Sus posesiones son pocas, pero las protegerá con su vida, al igual que su integridad física. Sabe que no tiene a nadie más que a ella misma y no permitirá que nadie haga algo que ella no está dispuesta a tolerar. De un modo u otro tiene un gran sentido del honor.

Tranquila y pacífica. Dentro de lo que cabe. Ella no te ataca sin motivos. No es de las que vean en ti un objetivo fijo, a no ser que seas un ángel o criatura celestial similar. Se basa por unas normas básicas que ella misma rige, tú me molestas, yo te molesto. A veces es como un gato que tan sólo quiere dormir, tranquilo y sin que nadie lo moleste. Se preocupa por lo básico, sus experimentos y ella misma. Como buena alquimista que es, protege todos sus brebajes como si fuese una tarea de vida o muerte. Así mismo no hay nada que le importe más que ella misma. Cree firmemente que cada uno tendría que mirar por su propio bienestar y dejarse de tonterías valientes y de mirar por los demás. La situación está bastante mal como para arriesgar la vida por otro. Si es que lo que ella tiene se puede llamar “vida”.

Siniestra y traicionera. Tiene su lado extraño, por decirlo así. Es de suponer que no todo el mundo encuentre normal verla reír cuando habla sobre sangre o heridas, explosiones en su laboratorio, ratas mutadas, o lo que sea. Tiene un concepto diferente sobre lo bonito y lo desagradable, sobre el bien y el mal. Probablemente se moleste más si dañas a un gato que si matas a un humano. Cree que los humanos son escoria que no han sabido defender su tierra de la invasión de las razas alternas, y por ello los repugna. Y si lo niega, es sólo porque quiere conseguir algo de ese sujeto, pues esa es la norma número uno de Numinex: nunca confíes en ella. Miente también que puede llegar a ser confusa, siendo casi imposible diferenciar cuando miente y cuando dice la verdad. Le encanta hacer juegos de palabras en los que mezcla mentiras y verdades, jugar con la mente humana, confundir a todos los que se encuentra.

Astuta, sigilosa y mortífera. Vive como una rata callejera en oscuros callejones y edificios abandonados de los bajos barrios de New York, y, carente de recursos, ha tenido que buscarse la vida como ha podido. Con el tiempo desarrolló una labia y una forma de tratar a todos los que se interponen en su camino casi atractiva. Un juego de palabras y acciones que se balancea peligrosamente entre lo atractivo y lo suicida, una forma de vida que puede ser tanto beneficiosa como mortal para ella, un arma de doble filo. No le asusta matar, aunque sí morir. Se niega a morir antes de descubrir qué ocurrió en la mansión. Es su objetivo en la vida.

Gustos & Disgustos:
+ La ciencia, la fascina. Las artes oscuras, los animales –en especial los felinos-, los seres mitológicos también le llaman la atención, sobre todo los dragones. Es una fanática del conocimiento, de aprender siempre algo nuevo, aunque muestre esa aparente sangre fría. La noche, el frío, las tormentas. El dolor propio la divierte, que no el ajeno.

- El calor en exceso la agobia. Los seres puros son su némesis, desea con exterminarlos a todos. No le gustan los perros –y por tanto los licanos tampoco-, la comida excesivamente picante o dulce, las mujeres histéricas… o las mujeres, en general. No las entiende, ni cree poder entenderlas nunca.

Virtudes & Defectos:
+ Es simpática, con quien quiere y con quien le conviene. Sabe escuchar, y tiene un sentido del honor muy profundo: no te dejará morir si sabe que te debe una, aunque le cueste su propia vida. Sabe sacarte una sonrisa con pequeños detalles.

- Bueno… es un demonio. Es mentirosa, egoísta, Traición es su segundo apellido. Es poco compasiva con prácticamente todo el mundo, insensible y altiva, demasiado, quizá. No sabe diferenciar el bien ni el mal. En situaciones comprometidas no sabe muy bien lo que ha de decir, y siempre se petrifica entre nervios.

Secretos & Miedos:
- Quien realmente la conozca podría confundirla con una Súcubo. Pero como apenas nadie llega a conocerla, su pequeña ‘adicción’ está a salvo. O eso cree.
- Un hombre se la tiene ganada si puede conquistarla con la voz. “Un hombre se mide por lo atractivo de su voz”, siempre es lo que ella dice.
- Le encantan los niños. Pero es algo que esconde a toda costa para que su faceta de ‘chica difícil’ no se venga abajo.
- Muchas veces sueña con armar un ‘ejército’ y crear una revolución contra los Vasilikós.

- Sufre de claustrofobia severa.
- No soporta las aglomeraciones de gente, y mucho menos en sitios pequeños, la sensación de agobio la supera.
- A veces tiene miedo de sus propios poderes, o de encontrar a alguien que realmente pueda matarla.
- No quiere morir sin saber qué ocurrió en la mansión L’Evorachia.

Habilidades:
  • Paralýo (Activa): Paralizar. Como una vieja sirena inclinada hacia lo maligno. Pero aquí no es su canto, sino sus ojos los que pueden paralizar a aquel que la mire en un determinado momento. Puede hacer que de sus orbes nazca un intenso destello, casi como el flash de una cámara, que afecta al aparato motriz de su objetivo. Esta luz puede provocar diferentes síntomas dependiendo del individuo: pérdida de visión o de equilibrio, confusión, parálisis, vómitos, mareos, y aquellos que no sean capaces de soportar el intenso mareo o los efectos anteriores, podrían incluso llegar al desmayo.
    • Debilidades: Sólo puede utilizar esta habilidad una vez cada dos horas, pues la luz cegadora también repercute en sus ojos y podría perder la visión permanentemente. Además corre el peligro de que el otro evite su mirada en el momento en que lo lanza, por lo que sería un intento inútil.


  • Morphízoon (Pasiva): Forma animal. Los experimentos hechos en su cuerpo le han proferido a la pequeña demonia la capacidad de tomar la forma de un pequeño gato de angora blanco. Esta forma la utiliza fundamentalmente para huir o para trabajos en los que se requiere mayor sigilo, o cualidades específicas. Su forma animal le proporciona todas las cualidades de un felino: sentidos agudos, rapidez, visión nocturna…
    • Debilidades: A pesar de todo, su forma animal trae consecuencias. Es un blanco prácticamente indefenso, pues no puede atacar, sólo huir o esquivar. Así mismo, su cuerpo desprende un ligero “aroma animal” que cualquiera con un olfato un poco desarrollado podría descubrir, por lo que no podría ocultarse.


  • Skotádi (Activa): Oscuridad. Como ser demoníaco que es, su cuerpo está compuesto por oscuridad en un 80%. Crearla, moldearla, o incluso destruírla. Puede llegar a crear una oscuridad tan densa que se convertiría en ‘vacío’, lo que significaría la destrucción de elementos. La habilidad puede ser bastante peligrosa, tanto como ambigua es, construcción y destrucción, todo se basa en eso.
    • Debilidades: Numinex practica diariamente su habilidad con la ‘destrucción’, la parte más letal de su habilidad, controlar el vacío, pero sabe los peligros a los que se enfrenta y ello no le permite avanzar. Una mala utilización de su habilidad podría ocasionar su propia desaparición, un ‘contraataque’ de la energía maligna que ella intenta controlar. Más de una vez se le ha salido de control y ha ocasionado consecuencias que no se esperaba.


  • Alchimeía (Pasiva): Alquimia. Falta de recursos para conseguir remedios contra heridas o enfermedades, ha aprendido a elaborar sus propios remedios curativos a base de hierbas o diferentes ingredientes. A pesar de su habilidad de regeneración natural propia de los demonios, esto le es muy útil. También ha aprendido a desarrollar venenos y diferentes ‘pociones’ malignas, aunque le queda mucho que mejorar.
    • Debilidades: La debilidad no es de la alquimia en sí misma, sino de su propio cuerpo. La habilidad le ha sido útil especialmente por su poca resistencia física, ya que su cuerpo sufre una pobre resistencia por culpa de los muchos experimentos que tuvo que sufrir. Así mismo, las pociones no tienen a veces el resultado que ella espera, sino uno totalmente opuesto.


Historia:
- Sakuya… Sakuya, querida. Ve a abrir la puerta. Llevan media hora llamando.
- Sí, mi señora.

Una reverencia y pasos hacia el gran corredor de la mansión. Con cada paso en aquel amoquetado pasillo la firme creencia de Sakuya se hacía cada vez más fuerte: a pesar de todo, le agradaba ese lugar.

Ella había nacido hacía quién sabe cuantos siglos, en el seno de una pareja de poderosos demonios que, por traidores, fueron asesinados poco después de que la criatura viese la luz. La protegieron con todo lo que tuvieron, y aún así, no pudieron evitar su destino. La criatura, para evitar la muerte, fue vendida a una poderosa mansión Italiana; la familia L’Evorachia, una poderosa organización mafiosa que vivía prácticamente al margen de la sociedad. Vestida con su traje de sirvienta y armada con sus dagas de práctica, Sakuya ejercía su ‘esclavitud’ en aquel lugar trabajando de sirvienta, aunque la realidad no era tan mala como la plasmaban. El matrimonio L’Evorachia la trataba casi como a una hija entre todos los sirvientes que tenían, y ella era feliz en aquel lugar. Hasta aquel día. Aquella llamada interminable en la puerta que lo cambió todo.

Así como ella bajaba los escalones de la gran escalera de caracol que descendían al primer piso, el gran portalón de madera de la entrada se vino abajo en medio de un gran estruendo, causando un gran alboroto. Un gran número de hombres empezaron a entrar a toda prisa en la casa, ramificándose hacia diferentes lados y entrando por todas las puertas posibles, haciendo caso omiso a la sirviente que intentaba detener sus pasos. Sí, debía de ser su olfato el que había sentido aquello, no había duda. Son ángeles. Esto no me gusta.

- Venimos a limpiar este lugar – Sólo un hombre se había quedado a los pies de la escalera. Altivo, recto, elegante. Con una mirada más fría que el hielo y unas alas majestuosas que amenazaban con desplegarse en cualquier momento. Sakuya no obtuvo más respuesta o compensación que aquella simple frase. Todo lo que pudo sentir después fue el brazo de aquel hombre levantarse con brío, y un grito desgarrador que se quedaría en su subconsciente grabado, por muchos años. “¡¡Ékrixi!!”

La explosión que pareció nacer en el sótano de la mansión la ensordeció. Aquel hombre desapareció en un halo de luz azul, y Sakuya se quedó paralizada en su propio miedo. La mansión había sido atacada desde sus cimientos, y se estaba viniendo abajo. No sabía si salir o ir a buscar a Evette, su Señora. No pudo moverse. Tan sólo se dio cuenta de su error cuando una gran viga aterrizó sobre su cuerpo y perdió el conocimiento.

La mansión permaneció cerrada durante muchos años. No se permitió a nadie entrar en ella desde la catástrofe, ni siquiera para buscar cuerpos entre los escombros, que fue todo lo que quedó de la casa. Pero las cosas cambian, y la situación del pequeño pueblo italiano también. La jerarquía cambió, el gobierno también, y doscientos años más tarde se abrió una redada de investigación a la mansión L’Evorachia que trajo una sorpresa para todos, la cual inundó todos los canales de televisión hasta el momento. “¡Noticias de última hora! ¡Doscientos años más tarde se halla un cuerpo en las viejas Ruinas L’Evorachia totalmente intacto!”

El cuerpo inconsciente de Sakuya fue inmediatamente transportado bajo innumerables medios de alta seguridad a Nueva York, donde se internó en una habitación especializada de un gran laboratorio al cual sólo unos pocos tenían acceso. Los investigadores de la chica encontraron aquel cuerpo el ideal para hacer experimentos sobre él… Y aquel fue llamado Experimento Numinex. Aquel nombre se extendió por toda la ciudad, por todo el país, incluso por el mundo. Prácticamente todo el mundo había oído hablar al menos una vez del Experimento Numinex. Todos… excepto ella. Ella, quien permaneció dormida durante doscientos años.

Hasta que aquella noche, despertó. Después de que la palabra “Numinex” hiciese temblar su subconsciente.

Bajo un grito de dolor desgarrador y una oleada de alarmas que inundaron el laboratorio después de que las cámaras captasen aquella sala de pruebas vacía, se armó un gran revuelo en aquel lugar. Todos se preguntaban qué ocurriría con aquel sujeto experimental. Si sería peligroso o no lo sería. Si todos los genes y ADN que habían inyectado en su cuerpo serían peligrosos o simplemente mortíferos. Había tantas cosas que necesitaban saber… Y mientras tanto, aquella chica corría por las calles de New York con su traje de sirvienta roído por los años y el desgaste, sin saber exactamente a donde ir, qué hacer. Sin saber exactamente qué había pasado o cuanto tiempo había transcurrido desde aquel grito que seguía almacenado en su memoria. Ékrixi.

Datos Extras:
- Su cabello comenzó a ser blanco cuando quienes experimentaron con ella destruyeron una célula de su cuerpo.
- Cuando tiene frío, su color de ojos cambia a un azul gélido.
- Su verdadero nombre es Sakuya, pero dejó de usarlo tras el experimento.
- Tiene rasgos orientales, aunque realmente no pertenezca a ningún lugar en concreto –ya que es un demonio-.
- Todos en los barrios bajos han oído al menos una vez su nombre. Por desgracia.
- Se rumorea que está estudiando sobre la metamorfosis de los dragones.
- Su CI se sitúa en 166, lo que la convierte en alguien con una superdotación intelectual excepcional.
- A veces sufre flashbacks de la destrucción de la mansión que la horrorizan.
- Siente un profundo interés científico por los dragones.
- Prácticamente siempre viste su uniforme de sirvienta de la mansión, para recordarse su objetivo en la vida.
- Es una verdadera maniática del tiempo. Nunca va a ningún lado sin su reloj de bolsillo.
- Siempre será más partidaria de "métodos" sigilosos que muy llamativos a la hora de "trabajar".
- Sólo hay dos cosas que recuerde perfectamente: El grito del ángel y el Numinex que escuchó al despertar.

Nombre original del personaje: Izayoi Sakuya.
Procedencia: Touhou.
avatar
Numinex L'Evorachia

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 21/05/2012
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Numinex L'Evorachia. }

Mensaje por Relene Le Rouge el Lun Mayo 21, 2012 6:33 pm

Ficha aceptada y cerrada

Favor de pasar por los registros correspondientes.
¡Bienvenido al foro!

_________________
i am a faithful servantl

avatar
Relene Le Rouge

Mensajes : 137
Fecha de inscripción : 19/03/2012

Ver perfil de usuario http://forbiddenrol.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.