Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Project MA [Normal]
Jue Mar 21, 2013 7:20 pm por Invitado

» Reino Magi {Normal}
Dom Mar 17, 2013 12:13 pm por Invitado

» TOXIC ACADEMY
Sáb Mar 16, 2013 11:10 pm por Invitado

» Toten Welt {Afiliación Normal}
Miér Ene 30, 2013 5:01 pm por Invitado

» Hetalia histórico [Afiliacion normal]
Lun Ene 28, 2013 10:42 pm por Invitado

» (El original)"Anime Internado NewBlood" ~Internado Escolar~
Sáb Ene 19, 2013 8:06 pm por Invitado

» "Internado Sacred Blood" ¤ Afiliacion Elite o Normal ¤ [Recien abierto ]
Sáb Ene 12, 2013 8:14 pm por Invitado

» Instituto Takemori {Cambio de botón}
Sáb Ene 12, 2013 10:08 am por Invitado

» Deneb project rol [Élite]
Vie Ene 04, 2013 4:08 pm por Invitado

NEW YORK - 2030.

Pokémon World Pokémon Ámbar DB WORLD Sherlock BBC Rapidus Terra Fuck Off Etherion Chronicles of Doomsday Endless Road Academy Dark Wind Black Love ES ES Inert Love
The Top 100 Dangerous Sites Sakurai Club Top List ROLTop4Us Sekai Anime Top List Kuroi Bara Top List

Jackie Della Vorágine - Ficha.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Jackie Della Vorágine - Ficha.

Mensaje por Jackie Della Voragine el Lun Jun 18, 2012 5:03 pm

Nombre Completo:
Jackie Della Vorágine.
Edad aparente/Edad real:
Veinticuatro (24) / Quinientos veinte cuatro (524)
Sexo:
Masculino.
Sexualidad:
Heterosexual.
Raza:
Hipogrifo.
Nacionalidad:
Nació en Grecia, pero vivió gran parte de su vida en China con su hermano.
Empleo/Ocupación:
Antes era perteneciente a una organización llamada Sol Devastado, actuaba como el capitán del primer escuadrón, el guardián más fuerte de aquel gremio. Ahora es un pacifista que ronda por las noches, devolviéndole la paz a las ciudades caóticas y violentas. Guardaespaldas a sueldo también es su único trabajo oficial.

Descripción Física:

  • Humano:
    Un muchacho de un semblante bastante serio, gélido e inexpresivo que da sensación de calma y apacigüedad, por ahí da la sensación de somnolencia .Ojos tamaño medianos y de irises color bordó, casi ocres. Una mirada perdida generalmente. Nariz pequeña y de punta redondeada apenas. Es de tener cabellos siempre revueltos, no tan cortos y de un color celeste casi albino. Orejas pequeñas. Labios finos. Cejas finas y cortas. Pesa setenta kilos aproximadamente y mide un metro setenta y nueve.
    Tiene un cuerpo fibroso, con una voluptuosidad normal, pero sumamente tonificado.

    Viste con un Kimono blanco sumamente extraño. Fue un regalo de su maestro, que además de dar clases de Kung Fu y dominio de armas, éste viejo era un sastre. Es blanco y recubre de manera diagonal su torso, también recubre sus piernas. Está fuertemente tomado con un lazo de su cintura y también parte del mismo por ésta. Cuando termina la zona de la manga izquierda y la de su pierna, tiene unos dibujos de color celeste, que representan cultura de origen oriental.
    Bajo el mismo Kimono, su cuerpo está recubierto por un traje que recubre el cuerpo entero, es de tela elástica, para no provocar malestares en sus movimientos y con suma ligereza se ajusta hasta para cualquier maniobra. En sus mangas cortas y en su cuello, en el contorno de las mismas están pintadas de un rojo bien obscuro. Este traje tiene un escote en V que le llega hasta la mitad de su torso casi, dejandolo descubierto un poco.
    Unas botas de cuero tipo militar, que le llegan hasta la mitad antes de la rodilla, con suelas de goma apenas altas. Y por ultimo, en su muñeca derecha lleva una pulsera de metal negra con un "1" en grabada en ella, que hace referencia al puesto que él tenía en la organización que él estuvo.

    Jackie:





  • Forma Hipogrifo:
    Un misterioso animal volador, con pico y ojos de águila, con el cuello y piernas traseras junto con colas de color doradas, que recuerdan vagamente a un caballo alado. Sus patas delanteras son las de un ave y sus plumas son de color blanco y bajo el ala son de color negro carbón al igual que el final de su cola.
    Forma animal:



Descripción Psicológica:

Un joven de carácter gélido, sumamente serio y directo. Es de tener una ausente presencia y mirada, impredecible. Honesto y sincero en la mayor de las cualidades. Pacífico, sereno y de una voz sumamente encantadora y suave. No demuestra casi ningún interés en las personas ni en nadie más. Si tiene gusto por algo, lo demostrará de manera cerrada, pues es un muchacho sumamente introvertido.
Ronda por la vida sin ningún motivo en mente, pero si se propone una meta, lo hará y la tratará de cumplir a su ritmo, sin complicaciones y pues, si hay de ella, las elimina sin pensarlo dos veces. Odia las cosas molestas de por medio.
Sumamente recto y de una voluntad penetrante y fija.
Así mismo, no es una mala persona, es un buen muchacho y que no querría hacerle daño a nadie que no se lo merezca, al contrario, le cuidaría para protegerlo de todas las cosas.
Se considera como un criminal, e inclusive es de tener una conciencia tranquila, limpia pero es sincero consigo mismo, demasiado y más que con las personas.
Es muy difícil hacerle cambiar de parecer así también como hacerle perder la cordura, pero créanme, es lo último que querrías hacer… Fastidiarlo es una muerte segura, pues, aunque no lo demuestre, no tendría.
Es bastante difícil saber como piensa, qué gustos tiene, qué hay dentro de la cabeza de Jackie, pues es un muchacho como clasifiqué anteriormente, es igual que esté o que no, pues es un joven de carácter ausente, taciturno. No se sabe tampoco si es un muchacho calculador, pero sí inteligente ¿La prueba? Por sus acciones.
Por ultimo, tiene un respeto y una manera muy buena de presentarse ante las personas, es muy educado. Le da lo mismo que le insultes o que le trates de buena manera, aunque claro, mejor si le tratas de forma extrovertida. No lo dice, pero le encantan las personas así, risueñas y simpáticas. Es de apoyar a las buenas costumbres y es alguien muy correcto.


Gustos & Disgustos:

  • Gustos:
    Le gusta mucho las cosas dulces.
    Las infusiones.
    La calma.
    La lluvia.
    La noche.
    La soledad.
    La música instrumental clásica.
    La comida, claro está. Le encanta la carne, las pastas, las verduras, frutas, lo que fuera que sea comestible.
    Sentarse en la rama de los árboles.
    Leer.


  • Disgustos:
    No le gustan las temperaturas extremas de frío y de calor. Le molesta también la humedad.
    Los ruidos molestos.
    Los gritos.
    Que le fumen al lado.
    Que le digan qué hacer, detesta eso.
    Compartir las vajillas a la hora de comer.
    El pelo caído o las personas que dejan caer sus cabellos sobre donde sea.
    Las mascotas.
    Que le hablen un idioma diferente al que él está hablando.
    La comida chatarra.


Virtudes & Defectos:

  • Virtudes:
    Si se lo aguantan, puede ser un muy buen compañero.
    Le encanta ayudar en lo que sea, siempre y cuando sea por una buena causa.


  • Defectos:
    Un defecto a simple vista, es que cuando habla puede decir cosas hirientes. El las dirá no importa si le caen bien o mal a las personas. El prefiere la verdad o sino, quedarse callado.


Secretos & Miedos:

  • Secretos:
    Tiene un secreto enorme, que es acerca del significado de un tatuaje que lleva en su espalda. El tatuaje no se le encuentra forma alguna, pues es perteneciente de la familia china quien la crió y la adiestró.
    El secreto de que es un hipogrifo.
    Y por último, el secreto de acerca de como hizo invención de la técnica Maestría en Chi.


  • Miedos:
    ¿Miedos él? Já…


Habilidades:

  • Estilo Kung fu: 猴子Mono. (Pasivo)

    El Kung Fu comprende un sistema de ejercicios basados en 12 animales (dragón, tigre, grulla, cobra, leopardo, pantera, fénix, mantis, oso, águila y mono). Más tarde fueron extendidos, según cuenta la leyenda, a 18.
    El estilo de mono, reúne y trata de comprender la destreza nata de aquel animal y para quienes entrenen al máximo, gozarán de los beneficios de estos primates. Manejar, mover el cuerpo y sentirlo como el tenue peso de un papel. Una gran elasticidad corporal y unos terribles reflejos.


弱點 ~ Es débiles a los golpes físicos, elementales y etc. No tiene tampoco la misma regeneración corporal que la de un animal.

  • Maestría Shaolin: 武器Arma (Pasivo)

    Él no se especializa en el combate usando sus puños ni su cuerpo como arma, ni tampoco en el combate a larga distancia, pero sí en el combate con armamento, especialmente con espadas. Posee un talento para aquellas, tiene sus movimientos, técnicas y etc. Aprendió a que la Katana debe ser la extensión del brazo y no verla como algo diferente al cuerpo, es decir, deben ser una.
    Su katana se llama Shinrabanshou, y es una espada de tipo demoníaco que dentro suyo tiene engarzado el espíritu de aquel demonio, al parecer es una mujer.


弱點 ~ Al no usar armas a distancia o de largo alcance, no tiene una buena puntería, o mejor dicho, una adiestrada. Si se le desarma, es decir, se le retira su arma, es alguien bastante vulnerable debido a que tampoco es bueno peleando a puño limpio.

  • Cambio de forma: 駿鷹Hipogrifo (Pasivo)

    Puede convertirse en este animal y adoptar su forma cuando él lo desee, además de usar partes por separado, es decir, sus alas, o las piernas de león, etc. No tiene ningún poder especial solo cambia su apariencia física, pero sí puede entender a los demás animales.


  • Maestría en 氣Chi. (Activo)

    El Chi o Qi, se comprende como la fuerza vital de todo ser vivo que exista en el planeta, a diferencia de la energía que se asocia con el trabajo. Jakie, logró luego de más de trece años de meditación, obtener su propia técnica, la maestría en Chi.
    Él puede retirar a voluntad o tomar esa energía que ronda en los seres vivos. Aunque el proceso es complicado y se requiere de demasiada concentración y reconocimiento propio de su organismo. Puede tomarlo solamente de los seres vivos, como personas, plantas y animales. Pero, por tradición china, aquello que solo destruye, debe quedarse en la prohibición, pues, esto que hace Jackie, es algo destructivo pero no mortal para las personas, aunque sí para el resto. A esa energía que toma él de su entorno, puede usarla para mejorar su fuerza y su velocidad, no puede mejorar ambas al mismo tiempo pero sí intercalarla en cuestión de segundos.
    Las personas que no soporten la pérdida de energía que él toma, pueden experimentar mareos y en el peor de los casos, desvanecimiento. La energía que él puede tomar es tanto gradual como puntual, pero eso es dependiendo la persona y puede usarla para tocar entes intangibles como los espectros. Generalmente lo utiliza con su katana.


弱點 ~ Una habilidad como esta, es una espada de doble filo, pues a cambio de toda esa energía, al tiempo de dejar de usarla, sufre ligeras lesiones o también fatigas musculares en caso también de mantener esto por mucho tiempo.
También, acorta su tiempo de vida, se cree que al menos cada una hora de uso, es media hora. Sin embargo, también usarlo de manera indiscriminada, causa leves quemaduras internas debido a que mientras más energía, más aumento de temperatura corporal provoca. Mientras más cantidad de energía a corto plazo robe, mayor serán las secuelas. Cabe destacar que esto tampoco ayuda a sanar sus heridas, pero sí lo mantiene activo pues siempre tiene energías.


Historia:

Jackie y Sweing, el hipogrifo y el dragón de comodo.

Seiscientos años antes de su nacimiento, un monje de una tribu nómada del imperio Chino, dio a conocer la noticia de algo que parecería incierto, de algo totalmente difícil de creer… Increíble.
Este viejo, antes de morir, tuvo una visión, la de dos hermanos. De sangres diferentes, pero con un lazo de amistad y cadenas que ataría el destino a ellos dos. Este monje, pidió un favor, que guardaran todo lo que redactara en un libro y que lo dejaran en una de las bibliotecas sagradas de allí. Dijo además, que dentro de seiscientos años, dos hermanos perdidos, serán criados por una familia china de shaolines, y que uno de los dos, tendría un poder sumamente enorme o mejor dicho, la facultad para poseerlo, que estén preparados.
Y luego, les dio todos los detalles que pudo, hasta que finalmente este anciano, falleció.


Capítulo 1. La leyenda que nunca se aclaró.

Un veinticinco de abril, un anciano con un bastón, se agachó de manera ágil, y a pesar de su edad, con demasiada facilidad pudo retirar dos bultos que había en un río. Este camino acuático llevaba consigo dos pequeños bebes hacia una cascada tremenda… quería darles fin a ambos al parecer. Pero como se vio, el viejito salvó a ambas criaturas de una manera inesperada.

Dos hermanos, con pieles diferentes, con olores distintos, con facciones desiguales… Debía ser aquella historia que contaba siempre uno de sus maestros, la del arribo de dos guerreros que se los consideraban hermanos. Quiso ponerles nombres muy diferentes a ambos, así que a uno le puso Jackie, y a otro Sweing. También pensó que era bueno que tengan apellidos distintos, por lo que les inventó uno a cada uno. A Jackie, le correspondió el nombre completo de Jackie Della Vorágine y a Sweing, Sweing Tao.
El viejito de rostro oriental, no supo qué hacer, por lo que, primero los crió hasta la edad de cinco años, proporcionándoles ropa y comida, les enseñó a hablar, a escribir, a meditar, a rezar, a ser todos unos niños normales. Ya que había perdido a su esposa por una enfermedad, quería completar la voluntad de ella, que era, cuidar de estas criaturas.

A cada uno, les enseñaría un arte de lucha diferente, pues sus físicos estaban más que diferenciados. Jackie, era un flacucho sumamente débil, sin poder alguno, sin poder siquiera arrojar una roca a más de cincuenta metros, mientras que Sweing, era un joven sumamente fuerte, de un gran y voluptuoso cuerpo, estaba claro la diferencia en ambos.
Sweing siempre ganaba en cualquier desafío, tanto físico como mental, por lo que el anciano, le enseñó el Kung Fu. Jackie, aprendió entonces el dominio de la espada. Entrenaban muy pocas veces juntos, pero mirándolos de manera analítica, se podía notar que la diferencia era aún más. Sweing en meses se convirtió en un experto, y ya a la edad de siete años era un muchacho notable en aquel arte marcial. Sin embargo, con Jackie no era lo mismo… Era un fracaso total.

Ambos eran diferentes personas, Sweing era un muchacho sumamente extrovertido, enérgico, activo y que entrenaba día y noche, pero Jackie era un joven sumamente serio, que siempre le sobraban las palabras para hablar pero se quedaba callado, taciturno. A veces hablaba demás y el anciano padrastro y tutor le daba entrenamiento extra por ello. Jackie tenía un hobby, que era leer mucho, pero no le llamaba para nada el entrenamiento, por lo que a veces, su entrenador se enojaba con él.
El viejo, con el correr del tiempo, les enseñó a ser amables y a respetar, de que las acciones valen más de mil palabras y que vivan la vida al máximo. Les enseñó a ser personas de bien, a ayudar y a querer al prójimo. Les dio máximas de vida, y también una serie de normas de convivencias, las cuales se les daban a todos los aspirantes a ser guerreros.

Y a la edad de quince años, la diferencia era más que notable, era abismal. Sweing se convirtió, históricamente en un guerrero Shaoling y bajo el pueblo de china, juró lealtad y que utilizaría aquellas enseñanzas aportadas por su padrastro con sabiduría. Todos los ciudadanos, creían que la leyenda que había contado el monje, hablaba de Sweing, por lo que fue cuestión de tiempo para que sea conocido y famoso dentro del gran imperio.
Jackie, había mejorado en el manejo de su arma, con la técnica sobre todo. Iba muy de a poco aprendiendo, pero lo hacía. Sin embargo, él no buscaba solamente eso, pues, él pensó que había algo raro que nadie se había fijado en la china o en el mundo quizá, un tipo de poder que podría basarse en el equilibrio corporal y en la transferencia de energía, pues, si las corrientes de energía vital de todos los seres vivos y plantas no se destruía pero sí se transformaba, él se preguntaba “¿Y si la tomo prestada o robada para mi bien?”

Desafortunadamente, un siniestro virus atacó el cuerpo de Jackie. Era un virus que dejaban las plagas de langosta cuando acechaban los cultivos. Su padrastro y Sweing, lloraban, pues inclusive los mejores médicos decían que no tenía cura alguna, pues no había tecnología ni recurso utilizable para poder enfrentar la enfermedad. Lo que hacía esta enfermedad, era debilitar las defensas del organismo e ir matándolo poco a poco.

-¿¡Por qué estás tan sereno cuando sabes que vas a morir?! ¡Hermano!-

Decía Sweing, en cuatro y mirando a su hermano, con sus ojos sumamente lagrimosos. No quería perderlo, y a pesar de ser tan fuerte, no podía hacer nada. No tenía siquiera credibilidad en cualquier tipo de milagro. Y tampoco entendía a su hermano, pues, estaba día y noche sin comer, sin dormir, sin tomar líquido, solo estaba sentado de brazos y piernas cruzadas, con los ojos cerrados, haciendo sus ejercicios de meditación. Con lluvia, con truenos, con rayos, el joven permanecía en esa postura. Inclusive, los animales cuando se les acercaban al joven, sedientos de comida o con instinto asesino, olían al muchacho y no les hacia absolutamente nada.

Pasaron los años, y estuvieron todos sin saber porqué hacía él aquello. Llevaba más de tres años así. Pero había también otro interrogante ¿No debería haber muerto?
Inclusive los doctores tampoco sabían cómo hacía para mantenerse vivo, no entendían el por qué. Jackie, una noche, despertó a Sweing, su hermano, y por primera vez en su vida, le pidió un favor, que no dejara que nadie le despertara, que iba a hacer algo terriblemente loco para los pensamientos ajenos a él, y que no preguntara nada.

-¿¡Qué?! ¡Vas a meditar diez años! ¿¡Estás loco?!-

Le dijo a su hermano Jackie, mientras lo zarandeaba. Terminó abrazándolo y él, no hizo más que permanecer con los brazos caídos. Terminó haciéndole el favor y por años, no dejó que nadie se le acercara, más, si podían observarle y hacer todo el ruido que querían, pues a él no le molestaba.
Con el correr de los años, todos observaban que a él no le crecía el cabello, ni la barba, que no se le resecaba el cuerpo ni que adelgazaba. Le llevaba comida el anciano, pero al siguiente día veía que ni siquiera había comido nada.

Siete años más tarde, luego de una semana sin ir a ver al joven Jackie, la población había quedado consternada por lo que veía a su alrededor. Solamente se podía ver todo sin vida alguna, como si realmente toda la vitalidad del lugar, de las plantas, de los animales, fuera absorbida y él, totalmente bien y aun quedaban tres años más para que finalice. Estaban todos sumamente preocupados, pues, inclusive por mucho tiempo no se podían quedar, pues las personas que lo iban a ver al joven Jackie, a los minutos tenían que abandonar lo más que puedan el lugar debido a que comenzaban a experimentaban mareos, decaimientos y cansancio.

China había cambiado demasiado desde que este muchacho se puso a meditar. Su hermano, ya había empezado a dar clases a los pequeños, ayudando a su padrastro. Se había cambiado de rey también. Muchos hechos pasaron en diez años. Y todos extrañaban a Jackie, aunque estuviera, parecía como si estuviera muerto, allí como una estatua y con los alrededores sin vida… Todos pensaban que podía ser una maldición o algo similar, sin embargo, su hermano quería cumplir con su palabra y se rehusaba a que alguien lo despierte. Con el tiempo, las dudas comenzaron a ser rutinarias como también los intentos de cortar con lo que estaba haciendo el muchacho, pero Sweing se negaba y los echaba del lugar.

Finalmente, se cumplieron diez años y Jackie había despertado. Lo primero que había hecho, fue ir a lo su padrastro y verlo junto con su hermano. Pero el anciano le había dicho que él se había ido del lugar, desde hace dos años. Jackie, no se pudo creer y por primera vez en su vida abrió los ojos por demás… Sweing se fue de la china, hacia Japón para buscar a la persona que asesinó a sus padres biológicos.

Quinientos años estuvo Jackie esperando a su hermano, mientras entrenaba arduamente. Estuvo más de cuatrocientos años entrenando el dominio de la espada y a profundizar aquello que había aprendido, y a como controlarlo mejor. Finalmente, explicó su habilidad o mejor dicho, lo que había adquirido luego de casi más de medio milésimo de añares.

-Admito que no fue algo fácil de hacer, tuve incluso que conocer y manejar hasta lo más recóndito de mi cuerpo y ver cómo suministrar la energía que perdía y que ganaba, que recibía y que enviaba hacia el exterior. Entonces, cuando supe hacer eso y cuando podía mantener mi mente en blanco y llegar hasta una concentración irrompible, entendí como hacerlo. A esto, le llamaré Maestría en Chi. Pero por desgracia, es muy difícil aprenderlo y no lo enseñaré, porque es algo totalmente arriesgado. Tampoco les diré por qué.-

Y así, Jackie, luego de haber entrenado durante cientos de años, se volvió en alguien terriblemente fuerte y podía utilizar aquello llamado por él “Maestría en Chi” sin siquiera ponerse a meditar. Así, fue el hombre más fuerte en toda China… Pero su hermano seguía sin aparecer.
A todo esto, también descubrió otra cosa de sí mismo, que él no era un hombre común y corriente, sino que compartía otra forma más, la de un pájaro un tanto raro, pues, no dudó en consultar libros y llegar a la conclusión de que se trataba de un hipogrifo. Un hipogrifo era una criatura mitológica híbrida, de apariencia mitad caballo y mitad águila, que se asemeja a un caballo alado con la cabeza y los miembros anteriores de un águila.

Entonces, ahí Jackie comprendió todo… Comprendió de porqué la fuerza de su hermano, por qué el mismo inclusive vivió más tiempo que con los humanos y a pesar de que su padre falleció por causa natural, él pudo seguir vivo durante más de quinientos años. Con antelación, supo que su hermano no sería un hipogrifo como él, que sería otra cosa y allí, tuvo una razón más para sentir la necesidad de encontrarse con él.

-Rey, ¿Es normal que sienta melancolía y un nudo en la garganta, sin la compañía del revoltoso de mi hermano y del histérico de mi padre?-

Y este hombre, un sabio, le dijo que sí, que estaba en lo cierto. Pues, en ese entonces, quería buscar a su hermano, y así fue como se llevó consigo sus dos secretos, su historia, su poder, su felicidad… todo. China, le hizo un gran festejo, pues él con su fuerza ayudó a muchísimas personas más, a enfermos, entrenó a discapacitados, le dio una oportunidad a personas ciegas y las entrenó, y además, defendió el imperio cuando otro le había imperio cercano le declaró la guerra. El pueblo sonreía y lloraba a la vez, pero todos le deseaban suerte a este joven. Un joven sumamente gélido, ausente… Pero con una bondad sin igual.


Capítulo 2. Una conferencia con el demonio.

Cuando salió de China, fue cuestión de tiempo para que, luego de sus hazañas, el joven celestino adquiera fama. Había panfletos en bares, tiendas, casas, proponiendo recompensas altísimas por su cabeza pues también, había derrotado un gran número de personas famosas en ciudades o localidades. Por todos los lugares que pasaba, dejaba cada vez una recompensa más y más grande, ya en cifras exageradas. Se ganó poco a poco el odio de casi todas las personas, ciudad por ciudad, recorrido por recorrido. Numerosas organizaciones también, a menudo le mandaban mensajeros para proponerle interesantes tratos, pero él se negaba.

Una noche, de lluvia, llegó a Fukouka, Japón. Fueron muchos días en barco. Y dentro de aquella ciudad, se instaló por unos pocos días, en búsqueda de una espada que pudiera resistir. Pasó casa por casa, pero solamente obtenía baratijas, espadas descartables, como le había dicho a un hombre. Pasaba mientras tanto la noche en los suburbios de la ciudad, en unos hoteles de segunda mano ya que el precio no era muy alto.
Una mañana, se decidió a seguir buscando, hasta que por fin, luego de horas y horas de andar, en el norte de la ciudad, encontró una pequeña casa donde vendían cuchillos y otras cosas. Cuando entró al local, miró hacia todos lados hasta que pudo ver que un hombre se le acercó. Al parecer, los rumores sobre Jackie no habían llegado hasta este lugar, por lo que el hombre le trató como uno más.

-¿Busca algo señor? Tenemos cuchillos, navajas, katanas… Lo que usted quiera al mejor precio.-

Él se quedó mirando el local, y sinceramente para él, nada le llamaba la atención.

-No, no hay nada de lo que busco. Necesito una buena katana. No una de consorcio como vengo viendo en todas las tiendas… Necesito una katana sumamente costosa… Lo mejor que haya.-

Y el hombre se quedó pensando qué le podía ofrecer. Aparte, en estos días, casi todos los negocios estaban en quiebra, debido a que los bandidos ingresaban a los comercios y retiraban mercadería. Pero cuando al hombre se le prendió el foco, jadeó con suavidad.

-S-si… Hay una por aquí, dicen que es una katana que ha pertenecido a un demonio. Se llama Shinrabansho. Está cerca de un bosque, en la mitad. Todos los que han tocado esa katana, han quedado locos y al poco tiempo se suicidaban.-

Y cuando menos lo esperó el hombre, Jackie aceptó la propuesta. Se dio vuelta y le señaló con la mano para que le siguiera y le ubicara el paradero de aquella arma.

-¿¡Está loco?! ¡Es ir a una muerte segura…-

Jackie se dio vuelta y le observó nuevamente, con su rostro normal, serio y penetrante.

-Nunca te pregunté qué me podía pasar. Vine a buscar una katana y me iré con ella. Si logro llevármela, le pagaré lo que sale ¿Estamos?-

Y el hombre, al ver sus ojos, su determinación y conocer también los sentimientos que le habían llegado cuando el hombre le dijo con palabras tan filosas y puntuales, no tuvo más remedio que llevarlo hacia donde estaba el lugar.
Caminaron por todo el bosque de allí, tardaron unas cuantas horas recorriendo todo. A todo esto, el día se había transformado en noche, se comenzaban a escuchar a los lobos aullar y a los distintos animales nocturnos a moverse.
Finalmente, llegaron hasta allí y sobre una roca, había clavada una espada. Había también un esqueleto que estaba tomando la misma, el mismo saco de huesos, estaba parado, como si quisiera retirarla de allí.
El hombre, dio un grito y Jackie siguió observando la espada, sin retirar su mirada de ella, observándola con sumos deseos, pues al parecer, era una buena katana. Dio un suspiro, y se acercó a la misma, cuando llegó, retiró el esqueleto que había y lo dejó en el suelo con suavidad, pero al tomar el mango de la katana para retirarla, todo se tornó un tanto obscuro, más de lo normal y comenzó a salir una especie de neblina roja del suelo que a los pocos segundos, invadió todo el lugar, dejando sin visión alguna a Jackie y al armero.

-Quédate en el lugar, no vayas a querer huir.-

Dijo Jackie, y el hombre se tomó el rostro y se acurrucó en el suelo. Sin embargo, algo horrorizó al vendedor y llamó la atención del celestino… Una voz sumamente tenebrosa, desafinada que su tonalidad pasaba de grueso a agudo y más, la distorsión de las cuerdas.

-Otro estúpido más que quiere reclamarme… ¿Saldrás corriendo como todos los que quisieron? ¡Te haré ver el infierno! ¡Te haré sufrir y que sientas el dolor de mascar vidrio, tragar clavos y vomitar escorpiones!-

Dijo aquella voz endemoniada. El muchacho, no hizo más que alzar una ceja, aun observando a la katana.

-¿Y? ¿Eso es todo?... No me gusta hablar de más, porque cuando lo termino haciendo los demás lloran o se enojan. Yo solamente vengo aquí porque estoy harto de las espadas que son una baratija. No me interesa, hay más espadas como tú así que puedo irme y tomar otra, y serás considerada una baratija más.-

Habló él, de una manera sumamente seria, cortante y áspera. Comenzó a sustraer la energía del ambiente y de a poco comenzaron los árboles a secarse y caer, así como también los yuyos se volvieron anaranjados y se convirtieron en partículas de mugre y los animales, caían inconscientes.

-Interesante ~ ¿Para qué me quieres? ¿A quién quieres asesinar? –

Dijo el espíritu de esta katana. Al parecer, se había interesado en Jackie, por lo que dejó que el muchacho la retirara de su sitio.
-Qué fácil eres… No entiendo como nadie pudo sacarte. Lo que será ser mediocre…-

Hizo una pausa y luego añadió.

-No quiero asesinar a nadie. Aprende a escucha bien, solo te quise porque no encuentro otra katana mejor que tú. Si vas a ser mía, espero que te comportes.-

El arma comenzó a agitarse en la mano del joven, parecía algo alterada y comenzó a ponerse roja y negra. De por sí, su filo era de un gris obscuro.

-¿Nadie te ha enseñado modales, sucio mortal? No me hagas enojar y que te haga terminar como los estúpidos que vinieron aquí. Yo debería seguir siendo un demonio, pero un maldito humano llamado Ambar me selló aquí, en esta katana…-

-Nunca te pregunté por qué es que hablas y quien fue quien te lo hizo. Andando.-

Y así, tomó la vaina que había quedado clavada en el lugar y envainó su espada. Ya con una buena arma, él podía estar tranquilo que herramientas para defenderse ya no le faltaban. Puso la katana en su cintura, atravesando el lazo que tenía como cinturón y le tocó la espalda al armero, para así irse. La neblina se fue del lugar poco a poco pues al parecer, aquel demonio se resignó ante el sujeto. Este impuro ser, sabía que Jackie le necesitaba pero aun así, le daba un deseo sumamente obsoleto, pues para él era mejor estar en sus manos que allí, clavada.

-D-dos millones…-

Dijo el armero, anonadado unos días después cuando Jackie le dio aquella suma de dinero. El hizo una reverencia bien pronunciada.

-Gracias por decirme donde está la espada. Te entrego esta suma de dinero para que la compartas con los demás mercaderes, no seas avaro, o sino el karma te quitará todo lo que conseguiste.-

Y así, el hombre a gritos le agradecía mientras el celestino se iba del lugar y se perdía a la distancia.


Capítulo 3. La llamada del sol.

Quizá estos momentos hayan sido los más importantes de su vida, pues es la parte de su vida en donde él se puso una meta, por segunda vez desde que nació, más, algo inesperado ocurrió…

-¡Deja de apretarme tanto, t-tonto!-

Jackie, sumamente extrañado por aquella voz, comenzó a mirar hacia todos lados, sin encontrar a la persona que le hablaba. Tenía una tonada femenina y un poco niñata, como si fuera de su misma edad quizá. Dio vuelta sobre su eje, todavía intentando divisar a la persona qué le decía gritaba de manera fastidiada, aunque se escuchara demasiado cerca.

-¡Aquí, idiota! ¡Me aprietas con el cinturón! ¿¡Acaso no sabes tratar a una dama!? ¿¡Eh!?-

Entonces, cuando le mencionó que estaba en su lazo, él volteó hacia abajo su rostro para ver la espada. Así se mantuvo por unos segundos el joven, observando la katana que tenía en su cintura.

-No es un cinturón, es un lazo.-

Dijo, el muchacho, corrigiéndola al espíritu de la espada. Nuevamente entonces adheriría.

-Y no grites, no me gusta la compañía de personas molestas.-

Y la katana se movió un poco mientras alzaba la voz aún.

-¿Y quién te crees que eres? I-idiota…-
Alzó una ceja el joven e ignoró aquella pregunta, miró hacia adelante y continuó caminando.

-Vaya, por lo que veo no se llevan muy bien que digamos ~ Eso es normal, recién se conocen.-

Dijo un muchacho, subido a una de las ramas de un árbol, en realidad, ni se sabía cuándo había llegado el joven allí, lo cierto era que estaba y Jackie, viró su rostro para verle de una manera apenas sorprendida.

-Jackie, ten cuidado… Esta persona es…-

Y aquí, debemos dejar el relato, pues no está permitido hablar de lo que pasó de aquí en adelante. Las cosas de nuestra organización quedan para nosotros y para nadie más, lo siento, lo siento, pero es así. La información sea valiosa o no, ayuda a veces en contra si terceros le sacan buen provecho. Al margen del registro, contaré otra, tiempo más adelante…


Capítulo 4. La búsqueda de una traidora.

Años después, todo cambiaría de color…

-¡Capitán! ¡Capitán! ¡H-hemos encontrado a su hermano!-

Y el hombre comenzó a llorar, se quedó en cuatro patas y gritó con sumas fuerzas, mientras no podía parar su llanto. Con una mano se tapaba sus ojos y con la otra se reafirmaba sobre el suelo.

-Señor… Lo encontramos muertos, junto con su familia. L-lo siento… ¡S-sentimos no haber hecho nada!-

En esos momentos, Jackie abrió los ojos como jamás lo había hecho, sumamente impresionado cuando el hombre a duras penas le dio aquella noticia. Él había pensado en la posibilidad de que su hermano esté muerto, pero el golpe fue más duro de lo que se creía.

-S-señor, no pudimos detener a quienes lo hicieron. No merecemos ser parte de su escuadrón. S-si va a matarnos, al menos denos tiempo para escribirles a nuestras familias. S-se lo rogamos…-

Dijo el hombre, jadeando y aún con lágrimas en el rostro. Sentía tristeza y estaba totalmente asustado aquel subordinado suyo, pues creía que le iba a matar por haber hecho mal una tarea.
Sin embargo, Jackie no era así, en el fondo era un muchacho de buen corazón. Se agachó y acarició los cabellos del muchacho, más, con una voz seria, le dijo…

-Has hecho lo mejor que pudiste, no te quitaré la vida por una tontería de mi hermano. Ve a dar la noticia al grupo médico para que se lleven los cuerpos ¿Si? Tardarán un poco debido a la región de Japón en la que estamos.-

-¡S-sí! ¡Enseguida!-

Y así, él caminó por el suelo nevado hacia la escena o mejor dicho, hacia el lugar donde fallecieron sus familiares.
No tardó en divisar una conglomeración de personas alrededor de un charco enorme de sangre y conforme se acercaba reconocía el cuerpo de la persona quien estaba en el suelo. Cuando los subordinados vieron que él llegó, le dieron espacio para que mirara. Su cuerpo estaba golpeado, cortado, mordido y tenía serias apuñaladas. Sin embargo, cuando nadie se lo esperó, el cadáver abrió sus ojos.

-Jackie… acércate.-

Nuevamente Jackie abrió los ojos, impresionado y de rápida manera se acercó a él y se arrodilló en el charco de sangre, frente a él.

-Lo siento, siento que te quedes solo… lamento no haber podido hacer nada. P-pero ellos, ellos eran más fuertes… Al final, tan fuerte que creí ser, y fui derrotado en lo más importante que debía hacer, para los dos… Por favor, no vayas ellos son muy fuertes, y tú muy… muy débil…-

-¿Cómo se llama la persona que mató a nuestros padres y que te hirió a ti? Si no me lo dices, lo haré por mis métodos, así que es indistinto. Pero quiero ir a ver a esa persona, hermano, por favor…-

Y mientras aquel muchacho escupía sangre y tocía, dijo en un leve susurro.

-Kamil De Antares.-

Y fue entonces, que por donde estaban ellos, pasó un gélido viento, una brisa algo melancólica y triste, parecía también que había silbado algo. Comenzó también a llover. Por las lastimaduras que tenía su hermano, no parecía que iba a salvarse, por lo que le pidió que no venga la ambulancia, que quería enterrarlo él personalmente. Estuvo tres días sin aparecer, quien sabe que andaría haciendo en esos momentos…

Un viernes por la tarde, era un atardecer casi anochecer con lluvia, entró a mi despacho y cuando llegó, se sentó en la silla. Tomó una tarjeta y me la dio.

- Ambar, ¿Puedes saber la ubicación o el movimiento de esa persona? Te lo encargo…

Estaba confiando en el segundo capitán y guardián de la organización, en mí. Yo trabajaba en el área científica, en la de información y seguimiento.

-Seguro. Solo déjame unos minutos.-

Recuerdo que el carácter de él no había cambiado, pero se le podía notar los bajos ánimos. Pues perder a un ser querido, no es algo bueno, y no es que él fuera muy sensible, pero le dolió y eso está bien… Lo hace ser una persona con sentimientos y cariño.

-La persona que buscas, está en Nueva York.-

Y así fue, que sin decir adiós como era de costumbre para él, se retiró por la puerta. Quien sabía en esos momentos qué era lo que él estaba haciendo. Solo sé que se quedó un tiempo con nosotros, siendo compañeros y manteniendo una investigación en torno a esa persona, la encargada de que su hermano y padres estuvieran sin vida.

Por múltiples razones, nuestra organización se disolvió, y los guardianes que quedamos vivos nos pusimos nos dividimos y comenzamos a hacer nuestras vidas. El supongo que fue a buscar a esta mujer, quien sabe si para asesinarla o qué, inclusive yo, con años de ser su amigo, no comprendía una cabeza como la que él operaba, pero de lo que estaba seguro, es que él se dirigía para allá.




Datos Extras:

    Posee una espada endemoniada llamada Shinrabansho. Tiene un mango negro y hoja de un solo filo (katana) y de color gris. Cuando la katana está estimulada para matar, su hoja se pinta de negro con rayas rojas. Las rayas rojas dan la sensación de que la katana está con sumas rajaduras. La misma puede manifestarse físicamente, pues es una mujer al fin y al cabo que fue sellada allí adentro, sin embargo, podrá hacerlo en cuanto acepte a Jackie como su dueño.
    Tiene otro apodo más, que es el de "ricitos de nube" que le puso una mujer de Sol Devastado.
    Tiene una armónica y una flauta dulce hecha de bambú, las cuales hace sonar y componer alguna que otra melodía que se le ocurre en el momento. Lo hace cuando nadie le está viendo.



Nombre original del personaje:
Gintoki Sakata.
Procedencia:
Gintama.
avatar
Jackie Della Voragine

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 18/06/2012
Edad : 19
Localización : Allí, allá, aquí, acá.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Jackie Della Vorágine - Ficha.

Mensaje por Kamil de Antares el Vie Jun 22, 2012 10:09 pm

Aceptada y cerrada.

_________________

those eyes of a child


WHAT'S HAPPENED TO YOUR GLARE? WHY ARE YOU NOT SMILING ANYMORE? I CAN'T FEEL THE BEAT OF YOUR HEART... IT'S SEEMS LIKE A FROZEN PRISON LIKE YOUR EYES WITHOUT EMOTIONS... TELL ME, MY LITTLE PUPPY... WHAT HAPPENED TO YOU? WHO DID THIS TO YOU?
SHE'S A COLD BLOODED MONSTER


avatar
Kamil de Antares

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 17/04/2012
Localización : ... ¿Que carajo te importa?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.